Elimina la ansiedad con un poquito de zozobra

T1 Episodio 32

Imagínate que hubiera una forma de desenfadarse al instante cada vez que algo te fastidia.

Una forma de reducir tu ansiedad y vivir con menos estrés.

Imagínate un truco que pudieras aplicar al instante. En cualquier situación. Sin necesitar conocimiento previo.

Sin tener que aprender nada complicado.

.

Pues sobre eso va esta newsletter.


Las palabras son importantes.

Tienen conexiones muy profundas en la mente.

Aprendemos gracias al lenguaje. Nos expresamos con él. Pensamos a través de él. Y las palabras que elegimos tienen importancia.

Eso es así.

.

.

Tan importante es este asunto, que los políticos pueden jugarse toda su carrera por una sola palabra.

Todos sabemos que no es lo mismo una crisis que una pequeña desaceleración.

.

Como tantas otras cosas, si no estás usando este poder a tu favor, es probable que esté funcionando en tu contra.

.

.

.

Imagínate que te sucede algo malo. Algo que no viste venir y que te cabrea mucho. Te enfurece, con razón. Algo que enfadaría a un santo.

Y en ese momento, alguien te pregunta cómo estás.

Estoy seguro de que le dirías que estás enfadado. Y eso te haría estar más enfadado. Leña al fuego.

.

.

Es como cuando le preguntas a una persona estresada cómo está. Te dirá que agobiada. Y pronunciar esa palabra le generará más ansiedad.

Porque las palabras tienen ese poder. Tienen esas asociaciones tan profundas con nuestras emociones.

.

Y no hace falta pronunciarlas. Pensamos a través de las palabras.

No hace falta decir algo para pensarlo. Para sentirlo.

.

Si esa persona se pasa el día pensando que tiene mucha ansiedad, repitiendo dentro de su cabeza esa palabra, lo más probable es que no disminuya.

Seguramente crezca en un bucle infinito. En el que te estresas, piensas en lo estresado que estás, y lo estás más.

Todos lo hacemos.

.

.

.

¿Entonces?

.

No me entiendas mal.

Con todo esto no quiero decir que eliminando una palabra negativa vayas a ser súper feliz el resto de tu vida. No digo que se vayan a solucionar todos tus problemas.

.

.

Pero voy a proponerte UN RETO.

.


UN RETO

.

A ver si eres capaz de hacer lo siguiente. Y después me comentas los resultados.

.

La próxima vez que te pase algo malo, algo que cabrearía a un santo, di en alto:

Estoy enfadadito.

.

.

Dilo en voz alta.

Si hay alguien presente, mucho mejor.

Estoy seguro de que quien te escuche se reirá. Le hará gracia la expresión. A ti mismo te hará gracia.

.

Lo más probable es que, por el contraste que genera, rompas el patrón de comportamiento. Romperás tu enfado.

Dejarás de estarlo, aunque sea por un instante.

.

.

Eso sí.

No recomiendo usarlo en un entierro, por mucho que quieras romper la tristeza de la familia del fallecido.

.

¿Qué pierdes con probarlo?

Hazlo, y me comentas.

.

Yo, por lo menos, lo tengo claro.

La próxima vez que esté estresado, que sienta ansiedad o la vida me agobie, no voy a echarle más leña al fuego. No lo repetiré en mi mente.

Simplemente diré en voz alta que tengo un poquito de zozobra.

.

Hasta la semana que viene 😉

.

indiPe.

.

Si todavía no estás suscrito, aquí es:

Si te ha gustado este episodio, compártelo con todos tus amigos.

Les ayudarás a mejorar sus vidas.

¡Gratis!

Deja una respuesta