Voy a contarte un chiste

T1 Episodio 45

Como lo oyes.

Hoy voy a contarte un chiste.

.

Uno que escuché el otro día. Que va sobre científicos… explicando cosas científicas.

.

Es decir, tiene una moraleja. Una bastante curiosa.

Puedes usarla para optimizar tu forma de razonar.

EL CHISTE

.

Como decía, los protagonistas de este chiste son unos científicos.

.

Están en su laboratorio, a punto de conseguir un descubrimiento importante

De esos que cambian el rumbo de la humanidad. De los que hacen que tu cara aparezca en la portada de una revista, tapando parte del nombre con la cabeza. 

Poca broma.

.

Intentan descifrar cómo funciona el sistema nervioso.

.

Así que sacan una rana de un tanque. La colocan encima de una mesa y dan una palmada con las manos.

.

¡CLAP!

.

.

la rana salta.

Mmmm.

Se quedan pensativos…

.

.

Van a un pequeño armario, de estos con un espejo en la puerta. Y cogen una droga paralizante.

Se la inyectan en una de las patas traseras.

Y vuelven a dar una palmada.

.

¡CLAP!

.

Y la rana salta un poco de lado. Pero salta.

Mmmm.

Vuelven a pensar…

.

Le inyectan la droga en la otra pata trasera.

Y vuelven a dar una palmada.

.

¡CLAP!

.

La rana hace lo que puede por saltar. Pierde el equilibrio y se cae. Pero podría contar como un salto.

.

.

Mmmm.

Curioso. Muy curioso…

.

Le inyectan la droga en las otras dos patas.

Dan una palmada.

.

¡CLAP!

.

.

La rana no salta. Nada.

.

No pueden evitar emocionarse. Empiezan a abrazarse unos a otros. Uno, al fondo, abre una botella de champán.

.

¡Por fin! ¡Lo tenemos!

.

.

.

¡Las piernas sirven para oír!

.

.


.

Publican los resultados en una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo. Y pasa lo que tiene que pasar. Se hacen enormemente famosos y ganan mucho dinero.

.

.

.

Pasan 20 años.

.

Un joven estudiante de biología lee el paper, y se da cuenta de que el experimento, en realidad, no prueba nada.

Está incompleta. Explica la pérdida funcional, pero no la ganancia.

.

Así que repite el experimento con su equipo.

.

Y todo vuelve a suceder de la misma forma.

Pero, al acabar, añaden un nuevo test. Inyectan en la rana una droga que elimina los efectos de la parálisis. Una especie de antídoto que revierte los efectos de la anterior droga, la paralizante.

.

Ponen la rana encima de la mesa y dan una palmada con las manos.

.

¡CLAP!

.

.

La rana salta.

.

.

¡Oh Dios mío! ¡Era cierto!

¡De verdad las piernas sirven para oír!

.

.


LA CONCLUSIÓN

.

¿Te has reído con el chiste? Yo también. Pero hay algo que no es tan gracioso. El error de confundir correlación con causalidad.

.

Este error puede afectar a tu vida de muchas formas. 

Puede hacerte creer que tu felicidad depende de cosas externas. Puede hacerte seguir caminos que no son los tuyos. Puede hacerte perder tiempo y energía.

.

Aunque dos cosas ocurran juntas o se relacionen, eso no quiere decir que una sea la causa de la otra. Puede haber otras razones. 

Puede ser una casualidad.

.

Por eso, es importante que recuerdes este principio: correlación no implica causalidad.

.

Te ayudará a vivir mejor.

A ser más consciente. A buscar tu propia verdad. A no dejarte influir por lo que dicen los demás. A encontrar tu sentido y tu propósito.

.

Y si te da pereza hacerlo solo, o te apetece que te eche una mano, puedes echarle un ojo a mi curso. Va sobre eso mismo:

.

ENCUENTRA TU MANZANA

.

Así que ya sabes. La próxima vez que te pase algo, no saques conclusiones precipitadas. Párate a pensar y recuerda: igual las piernas no sirven para oír.

¡Nos vemos la semana que viene!

.

.

indiPe

.


PD:

Para echarle un ojo al curso, tenías que darle clic al enlace.

Donde pone:

.

ENCUENTRA TU MANZANA

.

Igual hasta te cambia la vida.

.Si todavía no estás suscrito, es aquí:

Si te ha gustado este episodio, compártelo con algún amigo.Les ayudarás a mejorar sus vidas.

¡Es gratis! Y te deberá una.

Deja una respuesta