No seas una persona inadmisible.

T2 Episodio 2

Hay cosas que… en fin…

Voy a contarte una historia, y después comentamos.

.

Ojalá no seas este tipo de persona…


UNA HISTORIA

.

Una mañana cualquiera, en una oficina cualquiera.

Un lugar aburrido con un montón de mesas, un montón de pantallas y un montón de trabajadores aburridos. Open space le llaman.

.

Para Ana es un día importante.

Porque tiene que acabar un informe importante. Quizá le valga un ascenso.

Más dinero al mes. Podrá hacer ese viaje con su novio. Sacar unas fotos increíbles… Y las verá todo el mundo en redes… Es capaz de visualizarlo.

Pero primero tiene que acabar el informe. Y las prisas no son buenas. Si no lo tiene antes de la comida, no habrá ascenso. Ni viaje.

.

.

Así que está bastante apurada.

Ya sabes cómo es la concentración. Entras en visión túnel y todo desaparece a tu alrededor. Cuando algo es muy importante, lo demás deja de serlo.

Así estaba Ana. Con prisa y muy concentrada. Sin ser consciente de lo que hay a su alrededor.

.

.

Hasta que algo la saca de su trance.

Un movimiento extraño al fondo. Alguien está agitando los brazos de forma muy brusca. Se dirige hacia ella. Se está acercando.

El agitador de brazos llega a su lado y, sin más aviso, le planta un beso en los labios. Es su novio.

.

¿Qué pasa? —pregunta Ana, en medio de la oficina abierta.

Nada, cariño. Sólo quería preguntarte qué quieres para comer.

.

Tras 20 minutos de conversación, llegan a la conclusión de que hoy toca pasta. Y Ana vuelve a su informe.

.

Qué día más raro

.


.

.

Llega la tarde y Ana está de cañas con sus amigas. Afterwork le llaman.

.

Una de ellas tiene problemas de pareja.

La tercera cerveza le da fuerzas, y comparte su historia.

.

Parece que las cosas ya no son lo mismo. Empieza a ver a su novio de forma diferente, como si fuera otra persona. Le molestan cosas que antes ni veía. Teme que su relación no tenga solución.

.

.

No puede evitar emocionarse mientras lo cuenta.

Y Ana no puede evitar sentir mucha pena. Estaba allí cuando se conocieron. Eran la pareja ideal desde el principio. Siguen siéndolo. Seguro que hay alguna forma de arreglarlo. Tiene que haberla…

.

Mira a su amiga con ternura. Pero… ¿cómo?

.

¿Qué está sucediendo?

.

No es su amiga lo que la sorprende.

Ve a lo lejos a su madre. Viene saludando desde la distancia, y se acerca en su dirección con una enorme sonrisa. Vaya momento ha elegido…

.

.

La situación se ha vuelto surrealista en un segundo.

La amiga llorando desconsoladamente. Las demás abrazándola sin poder contener las lágrimas. Y Ana, a un lado, hablando con su madre. Sin ningún reparo.

.

—Cariño, al final no podemos ir a comer el domingo, que nos ha salido otro plan. ¿Pero qué te parece el sábado?

.

En fin.

.


¿QUÉ OPINAS?

.

No sé qué me sorprende más.

Si el hecho de que aparezca gente sin previo aviso. O la tranquilidad de Ana.

.

¿De verdad no le importan nada las interrupciones?

.

.

.

Esta historia puede parecer un poco bizarra. Sacada de un sueño, o de alguna película indie.

.

Pero lo cierto es que así es tu vida.

Así te pasas el día.

.

.

Tus amigos, tu familia, tu pareja… interrumpen tu día a día constantemente. Da igual si estás trabajando, viendo una serie o tomando una caña.

.

Vivimos en un mundo en el que no sólo no hacemos nada porque no pase esto, sino que lo elegimos a diario. Lo deseamos.

.

Somos adictos a las notificaciones.

Porque si no llegan esos avisos, igual nos estamos perdiendo cosas. Quizá está pasando algo divertido, sin nosotros.

Por algún motivo, esto nos parece algo inadmisible.

.

.

No intento convencerte de nada. Que cada uno haga lo que le dé la gana. Faltaría más.

Pero creo que vale la pena la reflexión.

.

En mi móvil sólo hay 2 notificaciones. El teléfono y la alarma. Si quieres interrumpir mi día, tienes que llamarme.

Y si quieres que te cuente otra historia con un aprendizaje, tienes que esperar al domingo. Te llegará cómodamente a tu mail. ¡Nos vemos!

.

.

indiPe

.


PD:

Hoy no se me a ocurrido una forma ingeniosa de enlazarlo.

Pero he hecho un curso muy chulo. Con mucha ilusión. Y, la verdad, estoy muy orgulloso del resultado.

Es una guía completa para planificar tu futuro y encontrar tu propósito en el proceso. Poca broma.

¡DAME MI CURSO!

Estoy seguro de que te ayudará.

Si es que buscas cómo dar sentido a tu vida, claro. Si ya has encontrado eso y el paso del tiempo no te agobia en absoluto, este curso no es para ti.

Si te ha gustado este episodio, compártelo con algún amigo.

No te cuesta nada, y seguro que te lo agradece.

Compartir

Si tú eres el amigo, y te han reenviado esto, suscríbete aquí:

Suscríbase ahora

Deja una respuesta