LIBROS… Y MÁS LIBROS

«Hasta los cuarenta años, solía clasificar los libros en dos categorías: los libros de arquitectura y el resto de los libros. Más tarde me di cuenta de que la primera categoría trataba básicamente de la arquitectura en cuanto a formalismo estilizado, mientras la segunda consideraba las ciudades, los edificios y los entornos como parte integral de la vida y del carácter humano. En los últimos treinta años he pasado a considerar todos los libros como libros de arquitectura, porque todas las situaciones, historias, ficciones, acciones y pensamientos están situados en entornos hechos de construcciones y artefactos humanos. Nuestras construcciones espaciales, materiales y mentales ofrecen un horizonte fundamental de comprensión. Leo poesía, escucho música, miro cuadros o veo películas en cuanto que proposiciones arquitectónicas en potencia.»

—Juhani Pallasmaa (“An Architectural Confession”)

Deja una respuesta