La mascarilla y el avión, una lección de vida.

T1 Episodio 48

Si estás vivo y tienes seres queridos, esta historia es para ti…

Aprenderás una forma de cuidar a los tuyosmejorando tu vida en el proceso.

.

Efectivamente. Con una historia de altura.


LA HISTORIA

.

Ana y Juan se están subiendo a un avión

.

Son las vacaciones de sus sueños.

El viaje más especial de todos. No porque el destino sea nada del otro mundo. Sino porque llevan, por primera vez, a su hijo de 2 años, Pablo.

.

No sé si has estado alguna vez en un bus con un niño pequeño. Es muy fácil que lloren. Tienen poca paciencia. Se aburren con facilidad. 

En los aviones funciona igual. 

.

Así que Ana y Juan se turnan para entretener al pequeño Pablo.  Y este… es un amor, la verdad. Se porta genial, y todos están felices. No pueden evitar tener una sonrisa de anuncio de cereales.

El viaje de sus sueños no podría haber empezado mejor. 

.

.

Juan va un momento al baño. Al mini-aseo del avión. Mientras tanto, Ana se acerca a la azafata para pedirle un vaso de agua. 

Pero, de repente, hay turbulencias

.

.

La nave empieza a dar bandazos. Los pasajeros pierden el equilibrio.

Algo no va bien

.

Se oye un ruido muy grande.

Como si fuera un golpe, seguido por un sonido de aspirador. Igual que un secador de pelo gigante. 

Les falta el aire. Literalmente. No pueden respirar. 

.

Empiezan a perder altura.

Las mascarillas de oxígeno caen de su compartimento, sobre las cabezas de los que están sentados. Justo a tiempo. 

Los que están de pie, empiezan a correr hacia sus asientos. Incluidos Juan y Ana. 

.

Corren hacia el pequeño Pablo.

Y, como buenos padres, lo primero que se les pasa por la cabeza es salvar a su hijo.

Pero claro, han tenido que correr por todo el pasillo conteniendo la respiración. Esquivando maletas y gente asustada. Llegan muy justos…

Apenas les da tiempo a ponerle la mascarilla al pequeño… y pierden la consciencia… los dos. 

.

Se apaga la luz. 

.

.


.

El avión aterriza sin mayor problema. 

Una pérdida de presión ha hecho que tuvieran que volar media hora sin oxígeno en la cabina.

.

Todos los pasajeros que se han puesto la mascarilla han sobrevivido sin ningún problema. Incluido el pequeño Pablo. 

.

Lo malo es que… se ha quedado huérfano. 

Ana y Juan no han sobrevivido al vuelo. Se han quedado sin oxígeno. 

.

.


LA MORALEJA

La conclusión de esta historia es muy clara y muy sencilla:

.

Ponte primero la mascarilla a ti mismo. Después ayuda a los demás. 

.

Así es como sobreviven todos.

Así es como el pequeño Pablo sigue teniendo padres.

Vaaaaaale… Quizá la historia es demasiado exagerada. Igual me he pasado un poco.

Pero, ¿no te recuerda un poco a ti mismo? 

.

En nuestro día a día, siempre anteponemos las prioridades de los demás a las nuestras. Y, al final, no nos queda tiempo para hacer un poco de deporte, descansar, o tener un rato de paz. 

No dejamos tiempo para nosotros. 

.

Y la moraleja es la misma. Para cuidar a los demás tienes que cuidarte primero a ti mismo. 

Porque, ¿cómo vas a ayudar a los que te rodean si te quedas sin salud? 

Si estás de mal humorestresado o sin tiempo, no vas a ser muy útil. Todo lo contrario. Vas a ser un estorbo. En vez de echar una mano, vas a empeorarlo todo.

.

Cuando te falte tiempo, recuerda cómo priorizar. Recuerda la teoría de la mascarilla y el avión

Si no quieres quedarte sin oxígeno, ponte primero tu mascarilla, para poder ponérsela a los demás. 

.

¡Nos vemos la semana que viene!

.

.

indiPe

.


PD:

Esta lección que hoy cuento con tanta alegría me llevó muchos años aprenderla. Y la aprendí por las malas

Hubo una época de mi vida en la que antepuse todo a mi propia salud física y mental. Y claro, no sólo lo pagué yo, también lo pagaron los que me rodean.

.

Me llevó 3 años salir de aquel pozo.

Años en los que aprendí un montón de cosas, un montón de teorías y recursos prácticos para planificar mi futuro. Encontré mi propósito en el proceso.

Todo ese conocimiento lo he recopilado en un curso escrito. En este enlace, puedes echarle un ojo. Tanto al curso como a mi historia:

.

MI HISTORIA (+ CURSO)

.

Puedes conseguir en una tarde lo que a mí me llevó 3 años. Si es que te interesa, claro está.

Deja una respuesta