El sueño del maestro motivador

T1 Episodio 52

Hay un hombre que es un maestro motivador.

Lleva años haciéndolo. Vendiendo millones de libros, llevando a millones de personas a la acción.

.

Y una vez, este hombre tuvo un sueño…

.

Un sueño que nos muestra un error que cometemos todos, sin excepción.


EL SUEÑO

.

Era una nave inmensa, con su interminable pista de aterrizaje. Cañones apuntando al cielo, aviones de combate despegando y aterrizando. Todo de acero.

La verdad, es impresionante que flote.

.

El maestro motivador está en un portaviones. Así empieza su sueño.

.

.

Forma parte de la tripulación. Y decide darse un paseo por la cubierta.

Sus compañeros no paran de hacer cosas. Caminan con prisa, de un lado para otro. Cargan cajas, montan cosas, dan órdenes… Está claro que tienen mucho trabajo. Y que, en una situación extrema, eso significa prisa.

.

Al final de la cubierta, se asoma a la barandilla y algo llama su atención. El barco está quieto. Pero no sólo quieto. Se encuentra subido a la arena.

Se han quedado varados, sobre tierra firme… y a nadie parece importarle.

.

Siguen lanzando sus naves, sus cazas y bombarderos. Como si nada.

.

.


.

Según comentan, la única esperanza es un sargento de artillería conocido como Largo.

.

Le encanta el nombre. Lo imagina como una película de los 80. Banda sonora de guitarras eléctricas, gafas de aviador y camisetas remangadas.

.

Seguro que tiene bigote. Y seguro que es un tipo increíble. Tiene que serlo.

Va a salvarlos, está convencido. Aunque no sabe por qué. Ya sabes, cosa de los sueños.

.

.

.

La situación es un poco rara.

Porque están en mitad del océano. Nada hasta donde alcanza la vista. Pero, al mismo tiempo, están atrapados en la arena. En un montículo de arena en medio del mar.

.

Y cada uno sigue haciendo su trabajo. Sin parar. Aunque toda la tripulación sabe lo jodidos que están.

Puede sentirlo en el ambiente. Lo ve en sus caras. Es capaz de leer la desesperación en sus miradas. Nadie va a salvarlos.

.

No saben cuánto tiempo les queda.

Es la agonía de quien se está ahogando. Te queda algo de oxígeno en los pulmones, pero no puedes respirar. Sabes que se va a acabar. Sabes que te falta poco.

.

Ese es el estado de la tripulación. Eso es lo que sienten todos. Y eso es lo que empieza a apoderarse del maestro creador.

.

.


.

Un oficial, que pasaba por allí, interrumpe sus pensamientos.

Un tío relajado, qué raro. Le habla como si todo estuviera a punto de solucionarse. Como si no pasara nada.

.

En un momento de la conversación, suelta un comentario casual y le dice a nuestro protagonista:

.

—Oye Largo, ¿y cómo vas a sacarnos de esto?

.

Entonces, el maestro creador se da cuenta de que él es el sargento Largo.

Y se despierta.

.

.

.


EL APRENDIZAJE

.

Algunos se habrán dado cuenta, el maestro creador no es otro que Steven Pressfield. Y este sueño se encuentra en su archiconocida Guerra del Arte (The War of Art).

.

La moraleja es evidente.

.

Todos estamos, de alguna manera, varados en la arena. Seguimos haciendo nuestras cosas, no dejamos de atender nuestras obligaciones.

Pero no avanzamos. Estamos atrapados. Somos funcionales pero inútiles.

.

.

Porque no tenemos rumbo.

Hacemos cosas sin parar. Pero cosas que no conducen a nada.

.

Y, aunque nos agobia, nos quedamos paralizados por el miedo. Esperando a que alguien nos salve. Esperando a que aparezca el sargento Largo y nos saque de esa situación.

.

Pero… siempre tiene que haber un pero… La vida no funciona así.

Nadie va a venir a salvarte.

.

Todos somos Largo en nuestro portaviones.

Tú también.

.

.

Y esto es muy desconcertante, genera ansiedad…

Porque… ¿por dónde empezar?

.

Si quieres, yo puedo echarte una mano con eso.

Imaginar contigo tu futuro ideal, y descomponerlo en objetivos. Estos, en tareas. Y así, sucesivamente, hasta tenerlo todo claro.

Hasta tener un rumbo, un propósito.

Y veremos recursos para organizar tu tiempo, tus ideas… Recursos para vencer la pereza, y tener motivación infinita.

.

Pero no me enrollo.

Si te interesa, puedes echarle un ojo aquí:

.

ENCUENTRA TU MANZANA

.

En cualquier caso, nos vemos la semana que viene.

Con más historias y más aprendizajes 😉

.

.

indiPe

.

Si te ha gustado este episodio, compártelo con algún amigo.

No te cuesta nada, y seguro que le gusta y te lo agradece.

Compartir

Si tú eres el amigo, y te han reenviado esto, suscríbete aquí:

Suscríbete ahora

Deja una respuesta