EL SILENCIO

El silencio es mi amigo.

Un amigo al que no veo mucho.

Tenemos poco trato.

No tengo claro si me cae bien o me cae mal.

A veces nos encontramos y charlamos un poco.

Yo suelo preguntarle cosas.

No siempre me responde.

Es bastante callado, mi amigo el silencio.

Aunque, a veces, también él hace preguntas.

Sus preguntas siempre son duras.

Son preguntas que otros amigos no se atreven a hacer.

Sin duda es mi amigo, el silencio.

Un buen amigo.

Y, aun así, no tengo claro si me cae mal o me cae bien. 

Deja una respuesta