El perfeccionismo está acabando contigo (y no te estás dando cuenta).

T2 Episodio 5

¿Te consideras una persona perfeccionista?

Pues que sepas que vas a fracasar en todo lo que te propongas.

.

Y te voy a explicar por qué… con una historia.

Una famosa.


ATENTO

.

Era un lugar muy limpio. Impoluto.

Eso es lo primero que pensó Perseo cuando llegó.

.

La misión era sencilla.

Tenía que recoger un objeto y largarse. Nada más.

.

Acababa de llegar, y algo llamó su atención.

Se acercaba una mujer con pinta amable, lo cual es raro.

Porque se suponía que la misión tenía que ser peligrosa. Y en las misiones peligrosas no hay azafatas acompañándote a tu asiento.

.

Así que se puso en guardia.

Justo a tiempo. En ese momento, la mujer dio un salto hacia él. Un salto sobrehumano, por supuesto.

Con el impulso, se le bajó la capucha. No tenía pelo.

.

En su lugar, había un mar de serpientes. Un monstruo de mil cabezas… sobre otra cabeza.

.

Mil cosas en las que centrar su atención.

Mil cosas dividiendo sus neuronas, haciendo que no trabajen de forma conjunta.

.

Pero claro, Perseo no fue allí porque sí. Se consideraba un héroe, y actuaba como tal.

Es estos casos, viene genial un poco de actitud.

.

Sentía que podía con todo. Y daba gusto verlo despacharse con la espada.

Realmente parecía que podía con todo.

.

Hasta que, de repente, pasa lo de siempre.

Aparece EL IMPREVISTO.

.

Siempre hay algo que el prota no se espera.

La medusa abre los ojos.

.

Lo mira fijamente, y Perseo queda petrificado.

Para siempre.

.

Fin de la misión.

.


TU FUTURO

.

¿Te suena esta historia?

Bueno, no me refiero a la historia en sí. Supongo que te suena, porque es muy famosa.

.

A lo que me refiero es que tú eres igual que Perseo.

¿Por qué?

.

Porque era una persona perfeccionista. Y ese fue su gran error.

.

¿Sabes qué le pasa a la gente perfeccionista?

Que se queda paralizada para siempre.

.

La medusa es el perfeccionismo.

Porque tener que hacerlo todo perfecto da miedo, y hay demasiadas cosas de las que tienes que estar pendiente.

Hacerlo todo bien tiene mil cabezas. Los mil detalles a los que tienes que estar atento. Y tu mente, dividida en trocitos, intentando estar a la altura.

.

No me entiendas mal. No todo el mundo es perfeccionista. Los que lo son suelen ser personas inteligentes. Con más capacidad de la media.

Así que, al principio, realmente puedes con todo. Eres una persona válida. Es cuestión de coger ritmo.

.

Pero.

Siempre tiene que haber un pero.

.

Acaba apareciendo alguna sorpresa. Algún inconveniente imprevisto que lo echa todo por la borda.

.

¿Y qué haces tú?

Quedarte petrificado para siempre.

.

Porque, ¿sabes cuál es la principal cualidad de una persona perfeccionista?

Baja tolerancia a la frustración.

.

Lo cual significa que seguramente prefieras no hacer nada que hacerlo mal.

.

Nos vemos la semana que viene 😉

.

.

indiPe

.


PD:

Me he tomado una licencia poética con fines educativos. En realidad, Perseo le cortó la cabeza a la medusa.

Sé como él, corta con el perfeccionismo de raíz.

PD2:

Una de las cosas que más ayudan a eliminar el perfeccionismo, es tener unos objetivos claros.

¿Por qué?

Porque tus ansias por llegar a la meta te animarán a avanzar.

La motivación hace que progreses. Y, aunque te gustaría seguir mejorando hasta el infinito, prefieres alcanzar esa vida soñada.

Si te cuesta marcar objetivos a largo plazo, y sientes que tu vida no tiene rumbo, te recomiendo el curso de la manzana:

Curso de la manzana.

Creo de verdad que te puede ayudar.

Nada más. ¡Un abrazo!

Deja una respuesta